Universidad Austral de Chile: Hacia una cultura de aseguramiento de la calidad

Columna de opinión de la Dra. Carola Otth Lagunas, Prorrectora de la Universidad Austral de Chile.

La Acreditación Institucional (AI) es un proceso al que se someten las instituciones de educación superior (IES). Su objetivo es dar cuenta pública al Estado de Chile y a la sociedad sobre la calidad en sus procesos educacionales para garantizar excelencia formadora en la educación superior.

Nuestra institución ha iniciado este año su cuarto proceso de AI, a través de un ejercicio participativo que realiza un examen crítico, analítico y sistemático, con la finalidad de asegurar el cumplimiento de la calidad en todos los ámbitos. El proceso comienza con una evaluación interna donde se realiza un análisis minucioso de nuestras fortalezas y debilidades en las áreas de gestión, docencia de pregrado, docencia de postgrado; investigación, desarrollo y creación artística; vinculación con el medio; y aseguramiento interno de la calidad focalizándose en mejoras continuas.

Si bien la UACh se acreditará con el sistema antiguo de AI, el nuevo sistema da señales importantes de contar con mecanismos robustos de aseguramiento de la calidad, que esperamos logren situarse a la altura de la tendencia internacional, que ha avanzado hacia una concepción más abierta de la calidad respetando los diversos proyectos educativos, con criterios flexibles basados en la autorregulación de las instituciones. Esta perspectiva permite hacerse cargo de la diversidad y autonomía de las IES. Aspecto que nuestra institución ha tomado muy en serio y ha comenzado a asumir con acciones concretas apuntando a instalar una cultura de la calidad, con la creación de estructuras encargadas de los procesos de desarrollo estratégico y aseguramiento continuo de la calidad.

Cumplir satisfactoriamente este proceso no solo nos posiciona como institución que consolida una cultura de aseguramiento de la calidad, sino también permite seguir contribuyendo, desde nuestro rol público, para que nuestras y nuestros estudiantes puedan acceder a gratuidad, a becas públicas de pregrado y postgrado; y como institución postular a fondos públicos o asignaciones del Estado.

Este importante desafío requiere del compromiso de todas y todos los integrantes de las comunidades donde se inserta la UACh para realizar un trabajo minucioso y colaborativo en beneficio de nuestra querida institución, comunidad universitaria y sociedad sur-austral de Chile.

Agregar un comentario

Facebook
YouTube
Instagram