Prorrectora y academicas participan en reunión del Ministerio de Ciencia sobre nueva Política de Género

Actividad se realizó en Santiago el 24 de enero y tuvo como finalidad visualizar una hoja de ruta para la construcción de la Política de Género en ciencia, tecnología, conocimiento e innovación.

Como muy productiva describió la Dra. Carola Otth, Prorrectora de la Universidad Austral de Chile (UACh), la reunión convocada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación para definir los primeros lineamientos de una Política de Género para avanzar hacia la igualdad de género en el sistema de producción de conocimiento. La autoridad fue clara en señalar que “estamos ante una hoja de ruta que contempla acciones inmediatas, entre las que se establecen visibilización y fomento del liderazgo de mujeres, creación de redes, medidas de paridad en los concursos”.

La Dra. Otth indicó que a la reunión asistieron además las académicas de la UACh Yanira Zúñiga y Daniela Olivares, quienes pudieron conocer en la oportunidad el diagnóstico del escenario nacional como base para el inicio de la nueva política.

En la ocasión se informó que se aplicarán a las convocatorias de postulación a proyectos, cambios estructurales de normativa y reglamentos que permitan consolidar avances en materia de paridad. A ello se sumará la creación de un observatorio que permita el levantamiento de información útil para la toma de decisiones con evidencia de nuestra realidad, señaló la Dra. Otth.

La Dra. Yanira Zúñiga manifestó que esta hoja de ruta tiene varias líneas matrices que se habían elaborado de manera horizontal, con la participación de varias investigadoras del país. “Tuve la oportunidad de formar parte de dos sesiones de trabajo y entiendo que los esfuerzos de la Subsecretaría de la cartera están bien encaminados…, es un camino largo por recorrer, pero creo que es la primera vez que se intenta esbozar una hoja de ruta de carácter más panorámico que va abordando los distintos instrumentos que conforman la política de ciencia del país y que claramente tiene un enfoque de género. Desde la UACh estamos muy interesados en que prospere y que tenga una sinergia con los esfuerzos que estamos haciendo en nuestra Universidad y que se orientan a la misma dirección”, explicó.

Por su parte, la SEREMI de CTCI de la Macrozona Sur, Dra. Olga Barbosa, indicó que lo valioso es que por primera vez se reconoce que en el ámbito científico existen sesgos. “Somos personas, y las personas tenemos sesgos. Es muy bueno que esto surja en nuestro Ministerio, donde se espera que se generen este tipo de cambios y luego se genere innovación, en definitiva, estamos hablando de innovación social”, puntualizó.

Hoja de ruta

De acuerdo al diagnóstico elaborado por el Ministerio, entre otros datos se indica que en los últimos 10 años, menos del 20% de las egresadas de pregrado en ciencias e ingeniería han sido mujeres. Por otro lado, la cantidad de mujeres en la academia disminuye drásticamente a medida que aumenta el grado jerárquico y, finalmente, la principal brecha está en la cantidad de mujeres que postula al sistema.

La nueva Política de Género del Ministerio de CTCI define entre sus principios básicos conceptos como la empatía, la equidad, la diversidad y la justicia. Dentro de sus objetivos principales está la construcción de un sistema nacional de producción de conocimiento sin brechas de género, para lo que establece una hoja de ruta con diversas acciones, entre las que se consideran el mantenimiento de un enfoque de género transversal, potenciar estudios de género en distintas disciplinas, fomentar redes entre investigadoras, capacitar para reconocer sesgos y visibilizar mujeres a lo largo del país.

Para la Prorrectora de la UACh es fundamental, tal como lo define la hoja de ruta, potenciar estudios de género en diferentes disciplinas y claramente se requiere un cambio cultural que permita una mayor visibilización y fomento del liderazgo de mujeres en ciencia. “Como universidad regional que lidera los avances en materia de género y es reconocida internacionalmente por sus aportes en investigación, innovación y creación artística, estamos comprometidos con los cambios que el país necesita, y que el Ministerio de CTCI está impulsando”, dijo la Dra. Otth.

Dentro de las acciones concretas que pretende impulsar el Ministerio, en el área de concursos, por ejemplo, a partir de 2020, en el FONDECYT de Iniciación se comenzará con la evaluación del proyecto de forma anónima y evaluando el CV de forma separada del proyecto. Una vez que el proyecto haya sido evaluado y calificado en su mérito, se podrá tener el CV a la vista, para complementar la revisión con criterios tales como viabilidad.

Además, se aumentará la ponderación de la propuesta técnica sobre el curículum en un porcentaje que está por definirse. Por otro lado, por primera vez, al momento de la publicación de las bases de los concursos, se tendrá acceso a la pauta de evaluación de las propuestas por área, de manera clara y trasparente.

Se incorporarán criterios de inclusión en el decreto de FONDECYT, de manera de garantizar paridad de género en los grupos de estudio o avanzar en esa dirección en aquellas áreas donde el universo de mujeres es muy bajo.

En el marco de instrumentos de centros de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), se contemplarán avances graduales hacia la paridad de género en la constitución de los equipos de investigadores principales y en el liderazgo del centro. Actualmente ello se aplicó al llamado de Institutos Milenio.

En cuanto a los criterios transversales, se reconocerán los períodos pre y post-natal en todos los instrumentos de la ANID y del Ministerio de CTCI, lo que conlleva la extensión de años en la evaluación científica. En otro orden, a igual puntaje de evaluación se adjudicará el proyecto a aquellos liderados por mujeres, o bien, a aquel que tenga una mejor paridad de género entre sus investigadores. Este proceso estará en desarrollo durante 2020 de manera participativa y con ayuda experta externa.

Asimismo, se construirá de forma participativa, durante 2020, un protocolo de prevención del acoso y la violencia en el espacio académico, de investigación y otros. Además, se creará un manual de buenas prácticas para promover la carrera de las mujeres en la academia y la investigación en general. Estos documentos deberán ser ratificados y comunicados dentro de las instituciones que reciben fondos públicos de la ANID o Ministerio de CTCI. A la vez, se pretende la instalación y adopción de las medidas que se recojan y acuerden en esos protocolos, las cuales serán obligatorias para aquellas instituciones o centros de investigación que deseen postular a fondos públicos para investigación.

Escrito por Marcela Vera Urra.

Agregar un comentario

Facebook
YouTube
Instagram